Hola a todos!

Continuamos con PowerShell para construir nuestro pequeño curso paso a paso en los ratos que tengo libres 😛

En principio, PowerShell comentó como un sistema para automatizar tareas de Microsoft Windows, pero poco a poco se ha ido dotando de más expansiones y ahora es multiplataforma y es capaz de realizar muchos tipos de tareas con muchos tipos de aplicaciones.

Las tareas gestionadas desde PowerShell tienen, por supuesto, mucha más complejidad que hacerlo desde la interface gráfica de Windows, pero también tiene grandes ventajas.

Vamos a ver algunas de esas ventajas:

  • La ejecución es mucho más rápida.
  • Se pueden lanzar comandos por lotes.
  • Esto permite automatizar tareas.
  • Podemos gestionar de manera rápida tareas en local, equipos remotos o incluso la nube.
  • Permite gestionar equipos de Windows, GNU/Linux, MacOS.
  • Podemos crear scripts.
  • Podemos genera archivos de ejecución y reutilizarlos.

Una de las cosas más interesantes que tiene PowerShell y que llama mucho la atención de los administradores tradicionales que por ejemplo han trabajando con GNU/Linux o con UNIX (Solaris en mi caso), es que comparte muchas características con las shell tradicionales.

No voy a perder mucho tiempo en esta parte, ya que lo iremos viendo más adelante, pero podemos decir que tenemos algunas características fundamentales de gran interés:

  • Tenemos un sistema de ayuda bastante potente y que está integrado en PowerShell. Sería algo así como el MAN de UNIX.
  • Podemos usar «alias» que nos permiten usar los comandos a los que estamos acostumbrados en sistemas como GNU/Linux, UNIX o Windows. Podemos poner como ejemplo «ls» o «dir» que en realidad son alias de «Get-ChildItem».
  • Podemos usar tuberías o canalizaciones para encaminar la salida de un comando a la siguiente.

Espero que os esté resultando interesante.

Un saludo

Por jioller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *