Buenas noches

En alguna ocasión nos hemos encontrado una máquina que iba excesivamente lenta, lo que vulgarmente se denomina como “espesa” al tener un hardware que apenas cumple con los requisitos del sistema operativo.
En estas ocasiones, hemos deseado poder deshabilitar algunas funciones superfluas para darle mayor prioridad a procesos más relevantes para nosotros.
A continuación vamos a ver cómo hacer esto para Windows XP, y después haremos lo mismo para sistemas Windows 7 y Windows Vista.
Hacemos clic con el botón derecho en “MiPC > Propiedades”. 

Pasamos a la pestaña “Opciones avanzadas”. Y en la sección de “Rendimiento” hacemos clic en “Configuración”.

En la ventana de “Efectos visuales” seleccionamos la opción de rendimiento que más nos convenga.

Si no lo tenemos claro, lo mejor es seleccionar las opciones predefinidas como “ajustar al mejor rendimiento”, o a la “mejor apariencia”, pero lo mejor es decidir nosotros mismos que queremos habilitar y que queremos deshabilitar para lo que podemos seleccionar la opción “Personalizar” pero a esta opción deberemos dedicarle un buen rato de “prueba-error”.

Espero que os sea útil.
Un saludo

Por jioller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *