Hola a todos!

En este pequeño artículo vamos a hablar sobre cómo crear una imagen customizada de sistema operativo con nuestras configuraciones y aplicaciones.

Con esto podremos ganar bastante tiempo, ya que podemos crear configuraciones custom, instalar aplicaciones, crear usuarios, aceptar EULAS, etc.

Para hacer esto vamos a seguir una serie de sencillos pasos:
  1. Instalar Windows 10 en una máquina de nuestra infraestructura piloto. Por ejemplo, en una VM.
  2. Crear un archivo de configuración automática. Lo que antes se llamaba archivo de desatendidas.
  3. Configuración y particionado del disco.
  4. Instalación con Sysprep.

Vamos a desgranar la información de manera más amplia a continuación:

Instalar Windows 10 en una máquina de nuestra infraestructura piloto:

Para comenzar vamos a instalar Windows 10 en una máquina que puede ser un PC con suficiente potencia como para no ir ahogados, aunque también podemos usar una máquina virtual (VM) en una infraestructura por ejemplo de Hyper-V.

Con esto adaptaremos la instalación de Windows 10 a las necesidades de nuestros usuarios o de nuestra infraestructura.

Tendremos que tener mucho ojo con el modo de funcionar, si es GPT o UEFI…  En este primer paso, además, tenemos que tener en cuenta que no es necesario que activemos el SO.

Crear un archivo de configuración automática:

Este procedimiento, es lo que antes se llamaba archivo de desatendidas, que ya usábamos cuando éramos becarios allá por el año 2000, aunque que no ha llovido. Como es lógico, es mucho más potente flexible y fácil que entonces.

Una vez iniciada la sesión en la máquina que vamos a usar como plantilla, arrancando con credenciales de administrador, podemos comenzar a usar un archivo de respuesta de configuración automática o desatendida.

Este archivo se encargará de omitir toda la parte interactiva (OOBE) Esta es la parte que el usuario ve la primera vez que instala un sistema y que tanto cansa a los que tenemos que instalar muchos a lo largo de nuestra vida. Este modo de funcionamiento, requiere que usuario haga algunas gestiones, y es precisamente eso lo que queremos evitar.

Para hacer esto posible, empezaremos por crear un archivo “unattend.xml” usando el Administrador de imágenes de sistema de Windows. Esta información contenida en el archivo, incluye algunas informaciones sobre el hardware, como el fabricante del mismo, la organización a la que pertenece, la zona horaria en la que trabaja, nombre de usuario, cuenta de Microsoft, EULA, etc.

Las cuentas que se usan por lo general son el administrador, que muchos lo pasan a admin, el usuario básico y el invitado. Estas tienen que añadirse al archivo de desatendida, para que, de esta manera, el “HOME” de cada usuario quede en su justo lugar.

Configuración y particionado del disco:

Este es un paso que parece trivial, pero tiene gran importancia, ya que si no dimensionamos correctamente los discos puede comportarse de manera impredecible o dejar de funcionar. Por ejemplo, si tenemos un equipo con UEFI, debemos configurar el disco duro con particiones de tipo GPT.

Cuando hablamos de discos GPT y MBR con particiones de Windows 10, tenemos que tener en cuenta que, en realidad, tienen requisitos diferentes. Mientras que GPT necesita cuatro particiones para la recuperación de Windows, UEFI, solo usa una partición reservada para el sistema y otra para el arranque.

Instalación con Sysprep:

Usaremos Sysprep (preparación del sistema de Windows), una herramienta de CLI que permite a los administradores crear, duplicar, probar y liberar imágenes, todo esto en la máquina “piloto”.

Este artículo queda incompleto, a falta de liberar un video con un ejemplo de todas estas acciones.

Espero que os resulte útil

Un saludo

Por jioller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *